martes, 30 de junio de 2009

Hipocresía, base de las relaciones humanas

Si; y sin lugar a duda, reclamo, moral o creencia, esta es la verdadera base de toda relación humana. No es la comunicación, no la necesidad; es lo que llamamos respeto o tolerancia, pero en realidad es hipocresía, lo que hace que los humanos puedan sonreirse cada día.

Las relaciones humanas están basadas en la hipocresía. Esto esta basado en que la igualdad absoluta, es utópica. Los seres tenemos diferencias, y concordancias; pero de estas diferencias, de estos puntos encontrados que chocan continuamente, necesitan para su buena relación y convivencia la supuesta aceptación, pero esto es la mas grande mentira, pues la aceptación es total o no lo es; "No se puede ser y no ser algo al mismo tiempo y bajo el mismo aspecto." Aristóteles ; las parcialidades son solo maneras románticas de disimular la mentira, la hipocresía. "Las medias tintas", los centros, las convergencias, no son ni uno ni otro, son una mentira, son hipocresía.

Las mentiras, los engaños, el abstenerse; todo esto hace la gente normal, aquellos que no lo hacen, que no siguen estas básicas reglas en el comportamiento social, suelen ser los locos, los tontos y absurdos. Las personas "normales" somos hipócritas, descarados mentirosos en pro del "bien mayor", completamente cohibidos por el sentido común. Por el contrario los descarados arrogantes e inhibidos son solo personas sin conciencia, incapaces de controlar sus instintos, sin razonamiento, simplemente se dejan guiar por su intuición y deseos, patéticos seres que dicen "vivir", tratando de dar un valor a su irracionalidad.

Aquel que miente a sus padres, a su pareja, a sus camaradas, tiene una razón básica: MIEDO, miedo a perder, a dejar ir, a ser solitario y ellos que no reconocen o no poseen esto son locos o tontos. Locos si conocen los riesgos y aun así lo deciden y tontos si los desconocen. Este proceso de razonamiento "correcto" el elegir el "bien mayor", el analizar y determinar que es lo mas conveniente es lo básico para que las relaciones humanas se mantengan, de qué sirve ser honorable y honesto si no se logra nada?, qué salvamos?, nuestra alma?, nuestro espíritu? evitamos el infierno, o la ira divina?; de que sirve el arriesgarnos con la verdad?, salvar el orgullo?, salvar nuestra trascendencia?. Podría ser casi un 95% de la población mundial, de hipócritas que existen en el mundo; la que realiza este razonamiento, este análisis y somos quienes dominamos, el otro 5% de locos y tontos, simplemente son los que alteran nuestro "Status Q", quienes destruyen civilizaciones, quienes rompen con nuestro ciclo, enemigos puros de nuestra época, de nuestra sociedad.

El estar con tu pareja aunque no la o lo ames, el estar con tus compañeros aunque te caigan mal, el seguir las reglas aunque sean una molestia, el no romper los paradigmas que con sudor y años de trabajo hemos forjado, son cosas básicas, es indispensable para el desarrollo de nuestra sociedad; los que terminan sus relaciones por sentirse mentirosos, los que se quedan solos por ser honestos para consigo, los que rompen las reglas pues las consideran obsoletas, los que destrozan nuestras guias, ellos buscan destruir nuestra sociedad, nuestra forma de vida, son nuestros enemigos. Buscan crear su sociedad, su mundo; no encajar en el nuestro, no adaptarse en el nuestro; sepan y hagan se conocedores de nuestro desprecio y odio, de nuestra envidia e ira; pues ustedes atentan contra nuestra sociedad, nuestra forma de vida sencilla y humilde, no fácil como la de ustedes que solo pide honestidad y verdad; no la compleja vida que llevamos nosotros, donde el sacrificio, la elección, la meditación y la responsabilidad nos guían.

Los irresponsables que prefieren la verdad, a la complejidad y responsabilidad de la hipocresía; no encuentran cabida en esta sociedad, ellos no forman la suya, pues se vuelven seres independientes, ajenos a todo grupo, donde sus deseos e instintos prevalecen ante los demás. Solo los hipócritas somos capaces de anteponer a los demás a nuestros deseos e instintos y por ello, podemos relacionarnos y vivir en sociedad.

Se me ha comprendido?

1 comentario:

Carolus dijo...

Aquí os dejo abrir un e-libro muy útil para que lo miréis, se llama “Manual y espejo de cortesanos”, de C. Martín Pérez.

http://www.personal.able.es/cm.perez/comentarioslibros.html
http://www.personal.able.es/cm.perez/Manual_y_espejo_de_cortesanos.pdf


Simula, disimula, no ofendas a nadie y de todos desconfía: antiguo consejo para un joven Rey Sol que te servirá para desenvolverte y medrar en la Corte en la que todos sobrevivimos. Donde hay un grupo de personas, existirá una lucha por el poder, alguien lo conseguirá y a su sombra crecerán los cortesanos que conspirarán para quitárselo o para agarrarse a una porción de poder dentro de su Corte. Tal vez aún no te hayan contado cómo funciona todo esto. Te guste o no, ya estás metido de lleno en la Corte y es mejor que domines sus reglas. Despierta, otros ya te llevan ventaja. Es hora de medrar.

Saludos